domingo, 29 de octubre de 2017

Bilbao - Octubre 2017 - 1h 35min

Vaya fiesta!
Porque un evento nocturno, en el que se juntan miles de personas a disfrutar de algo en común, bien puede denominarse fiesta.
La media maratón número 25 de mi reto deportivo ha tenido uno de los mejores escenarios que cualquier corredor puede desear. Las gentes y las calles de una bonita ciudad, en este caso Bilbao...el ambiente que pueden generar más de once mil corredores y sus acompañantes, y que todo ello se desarrolló bajo el telón de una fantástica noche de sábado.
Segunda prueba, dentro de este crisol de ciudades, que se disputa en sábado al igual que ya me sucediera en Soria, por lo que mi estancia en la ciudad vasca fue de viernes a domingo. Ya el viernes paseando por sus calles, me quedó claro el gran ambiente que me esperaba para el día siguiente. Y así fue, la mañana previa a la carrera nocturna pude pasear y empaparme de todo lo que se vive en la feria del corredor de cada prueba y de ese momento tan emocionante que es la recogida del dorsal; bueno y también pude empaparme de la fabulosa cultura gastronómica de pinchos que por allí acostumbran.
Y ahora sí, después de un pequeño descanso de tarde en el hotel, llegó la hora, la noche se apoderó de Bilbao y la música y los fuegos artificiales hicieron acto de presencia en esta espectacular media maratón, ya solo me separaban veintiún kilómetros desde el estadio de San Mames hasta el museo Guggenheim. A pesar de ser una muy multitudinaria prueba, la salida está muy bien organizada por cajones, y nada más rodear el estadio ya se toma una gran avenida que hace fluir cómodamente la marea de atletas. La animación del público por las zonas céntricas de la ciudad es de diez, el recorrido te va plasmando una bonita película de las zonas más emblemáticas de Bilbao, grandes avenidas y muy buen avituallamiento líquido cada pocos kilómetros. Físicamente me encontré como realmente iba preparado, sin apenas tiempo para entrenar los meses anteriores, no podía buscar una gran marca así que acabe la carrera en 1h 35min, eso sí muy bien aprovechados porque la veinticinco del Reto 47 bien puede quedar enmarcada entre las cinco mejores carreras por todos los alicientes que os he ido relatando.
Para terminar quiero dejar a la organización una pequeña, que no por eso menos importante crítica, en la que coincidí con muchos de los corredores al terminar, faltó una buena dosis de fruta en la meta, tomen nota y el año que viene delen colorido al avituallamiento final.

PD: En Bilbao llueve, pero a la hora de la carrera no.









domingo, 30 de abril de 2017

Cáceres - Abril 2017 - 1h 32min

Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Madrid y ahora Extremadura...son las comunidades autonomas de España que ya he completado con mi retro deportivo.
Esta vez era casi obligatorio viajar a nuestro destino con tiempo para poder hacer un poco de turismo, ya que Cáceres forma parte de las bonitas ciudades Patrimonio de la Humanidad, y así lo hicimos. La tarde del sábado anterior a la carrera pude disfrutar del precioso casco histórico de la ciudad, que todavía ni conocía, y del cual salí bastante contento, unas calles impresionantes llenas de historia por las que al día siguiente irían dejando huella mis zapatillas con mi Reto 47.
Amaneció la mañana del domingo soleada y con una agradable temperatura, la carrera no empezaba hasta las once de la mañana, así que pude cargarme bien de energías y con tiempo para hacer un buen desayuno. Puntual, y con un gran ambiente de público en la salida, comenzó la prueba. Sabía que no podría apretar mucho mi marca por los pocos entrenamientos que acumulo estos meses de atrás, pero aun así, quise mantener un ritmo que me hiciera cruzar la meta por debajo de la hora treinta Y pude lograrlo durante bastantes kilómetros, hasta que el recorrido de largas avenidas pudo conmigo, y al paso del 17 más o menos tuve que bajar mi ritmo por el cansancio acumulado, y finalmente cruzar la meta en una marca de 1h 32min, que para no poder entrenar nada está muy bien.
Como ya he comentado antes en la salida había bastante ambiente de público y en la zona céntrica también, pero gran parte de la prueba transcurría por largas avenidas de ida y vuelta y con dos vueltas al recorrido, eso sumado a que ya por esas zonas la animación era escasa, los kilómetros se hacen más pesados.
Muy buena organización en todo momento y gran número de voluntarios, es una carrera recomendable, aunque nada más sea por poder correr y disfrutar de este deporte por las calles de una ciudad como Cáceres. Son 24 medias maratones en cuatro años las que llevo con mi reto deportivo, como siempre hago celebraré el cumpleaños del Reto 47 corriendo la de casa, la de Segovia, disfrutando de mi gente y de mi ciudad.
Nos vemos el 21 de mayo en la Media Maratón Ciudad de Segovia!!!